hola@madressueltas.es

GUÍA RÁPIDA DE ANTICONCEPTIVOS II

GUÍA RÁPIDA DE ANTICONCEPTIVOS II

Continuando con mi post anterior, daremos un repaso a los anticonceptivos hormonales que existen en el mercado hoy en día. Recordad que estos son de uso exclusivo para féminas, parece ser que, a parte de ser más complicada su elaboración, los hombres no están muy por la labor de sufrir “reacciones adversas” por una medicación para evitar embarazos.

Para más información, aquí os dejo un enlace que lo explica un poco.

 

Píldora:

Contienen hormonas (estrógenos y progestina) que provocan dos tipos de reacciones en el organismo: por un lado inhiben la ovulación (sin óvulo no hay posibilidad de embarazo) y por el otro espesan el moco cervical dificultando así que el esperma se desplace hasta el óvulo. Se comercializan dos tipos de formato: de 21 días y una semana de descanso para que aparezcan el periodo o de 28 con 7 pastillas placebo para no hacer el descanso.

Tiene una efectividad del 91% al 98% siempre y cuando sigas estas instrucciones: deben tomarse siempre a la misma hora, no olvidarte ningún día de tomarla, tener cuidado con otros medicamentos como ciertos antibióticos que reducen su efectividad y los vómitos y/o diarreas también pueden afectarla.

No previenen enfermedades de transmisión sexual y tiene bastantes efectos secundarios como sangrados abundantes, dolor de cabeza o pechos, aumento de peso, cambios de humor… Normalmente desaparecen la mayoría tras unos meses de uso, si no fuera así, acude de inmediato a tu ginecólogo para buscar otra opción.

 

Minipíldora:

Muy similar a su hermana mayor, aunque ésta solo contiene progestina y, por tanto, sus efectos secundarios son menores. Funciona en tres fases: espesa el moco cervical, impide la ovulación (aunque no tan frecuentemente como la píldora normal) y provoca cambios en el útero que impiden la implantación del óvulo.

Es frecuentemente usada en mujeres que están en periodo de lactancia ya que no altera la producción de leche o en mujeres mayores de 35 fumadoras o con problemas de presión arterial o coágulos.

Su efectividad varía del 87% al 99.7% siempre y cuando se tome correctamente, es decir, siempre a la misma hora y sin saltarse ningún día. En este caso los paquetes van preparados para no descansar ninguna semana, es decir, según acabas un paquete, comienzas el siguiente. Y, por supuesto, no protege de enfermedades de transmisión sexual.

 

 

Parche Anticonceptivo:

Se trata de un parche de 4x4cm tipo apósito y de color carne que se coloca sobre la piel y libera hormonas como la píldora.

Su efectividad es del 91% al 99%, siempre dependiendo de que se use correctamente, debe colocarse en la zona del brazo u hombro (más visible) o en la zona del bajo vientre o las nalgas (más discreto) NUNCA COLOCAR SOBRE O CERCA DEL PECHO.

Es de uso semanal con una semana de descanso para el periodo y solo requiere que se cambie siempre el mismo día sin estar pendiente de la hora. Aunque parezca que se puede desprender fácilmente no es así y puedes ducharte, practicar natación y deportes sin ningún peligro. Además en el caso de que se llegara a despegar, con colocar otro nuevo en cuanto te des cuenta sería suficiente (siempre dentro de las 24 horas de ponerlo). Para evitar esto se aconseja que la piel esté lo más limpia posible, sin lociones, cremas ni polvos de ningún tipo y al colocarlo recordar hacer presión durante unos 10 segundos para asegurarlo.

Los efectos secundarios serían los mismos que con la píldora añadiendo posibles erupciones cutáneas en la zona de colocación, la cual debes comentar con tu ginecólogo, y no protege contra enfermedades de transmisión sexual.

Implante subdérmico:

Se trata de un dispositivo del tamaño de una cerilla que se coloca bajo la piel del brazo y va liberando hormonas en el organismo.

Su efectividad es superior al 99% ya que a diferencia de las píldoras o el parche no hay posibilidad de error en su administración. A diferencia de los anteriores se trata de un dispositivo que solo puede ser colocado por profesionales médicos, no se adquiere en farmacias.

Tiene una durabilidad de entre 3 y 5 años, sus efectos secundarios son similares a los de la píldora pero tiene la ventaja que en muchos casos hace que el periodo sea más ligero o que desaparezca durante su uso. No protege de las enfermedades de transmisión sexual.

 

 

DIU Hormonal o de cobre:

Es un dispositivo en forma de T y con dos hilos que sobresalen para su verificación  y posterior extracción. Se introduce en el útero donde libera progestina durante unos 3 a 7 años (depende del fabricante). Suelen ser recomendados a mujeres con endometriosis o síndrome del ovario poliquístico para paliar sus síntomas.

Como el implante, solo un profesional médico puede colocarlo, sus efectos son similares a los de la píldora añadiendo posible dolor de espalda y/o cólicos tras su colocación que desaparecen en días posteriores y no protege de enfermedades de transmisión sexual. Su efectividad supera el 99%, como el implante, y por los mismos motivos.

Tiene una variante no hormonal fabricado en cobre el cual afecta a los ovocitos directamente aunque puede provocar alergias, dolor abdominal y sangrados abundantes por lo que no se podrían usar en mujeres con endometriosis ni ovarios poliquísticos.

Su durabilidad es de hasta 12 años.

 

 

  • Inyección: 

Se trata de inyectar directamente la hormona progestina cada 3 meses para evitar la ovulación y espesar el moco cervical impidiendo con ello el embarazo.

Su efectividad va del 94% al 99% siempre que se sea constante en su aplicación cada 13-14 semanas, si sufres un despiste su efecto desaparecerá muy rápido.

Tiene los efectos secundarios de la píldora añadiendo que pueden salir hematomas o marcas permanentes en la zona de inyección. No protege de enfermedades de transmisión sexual.

 

 

  • Anillo vaginal:

Se trata de un aro flexible que se introduce en la vagina de forma similar al diafragma. Libera progestina y estrógeno impidiendo la ovulación y espesa el moco cervical, se usa durante el mes, siempre cambiandolo el mismo día, y puedes elegir entre tener una semana de descanso para tener el periodo o enlazar su uso para evitarlo.

Su efectividad va del 94% al 99%. Sus efectos secundarios son similares a los demás anticonceptivos hormonales.

No protege de enfermedades de transmisión sexual.

 

 

Todos estos métodos son completamente compatibles con el uso de preservativos, los cuales, recordemos, son los únicos que protegen de las enfermedades de transmisión sexual.
Espero haber despejado dudas y si aún tienes alguna, no dudes en consultármela en los comentarios.

Te podría interesar...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Madres Sueltas
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: hola@madressueltas.es.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.