hola@madressueltas.es

Un día en el Aquarium de Roquetas de Mar

Un día en el Aquarium de Roquetas de Mar

Cuando le preparé a mi hijo el calendario de adviento estas navidades, además de incluirle regalos y dulces, también decidí añadir cosas más útiles y divertidas como la realización de alguna actividad conjunta o la visita a algún lugar que pudiese llamar su atención. Así fue como decidí que una de las actividades que realizaríamos sería visitar el Aquarium de Roquetas de Mar, al que no habíamos tenido ocasión de acudir. Porque pocas cosas hay que gusten más a los niños que los animales.

Efectivamente la visita fue un éxito y es que el Aquarium de Roquetas de Mar tiene todo lo necesario para pasar un rato entretenido. El recorrido está basado en el Ciclo del agua y nos enseña todas las etapas por las que pasa el agua de nuestro planeta y con la que podremos conocer los diferentes ecosistemas como ríos, mares y océanos, además de algunas de sus fascinantes especies, representadas en distintas etapas.

La primera etapa se representa en la zona tropical de agua dulce, con distintos espacios y peceras que simbolizan cascadas y ríos. En esta zona podemos encontrar peces como carpas koi, pirañas pacu... Y existe la posibilidad de dar de comer a algunas de las especies, lo cual es genial para los más pequeños.

La segunda etapa es la zona tropical marino, y representa la llegada del agua tras la desembocadura del río al mar tropical. En esta zona puedes encontrar acantilados coralinos, arrecifes de media profundidad y mesetas coralinas, además de multitud de peces de colores, entre los que destacan los peces payaso o pez cirujano, que los niños fácilmente identificarán con los personajes de Nemo y Dory.

La tercera etapa es una de las más bonitas e impactantes de todo el Aquarium, y es la zona del tanque oceánico. En ella podrás observar diferentes especies de gran tamaño a través de una ventana panorámica. ¡Incluso pasarán por encima tuya! En esta zona podrás encontrar especies como tiburones toro, rayas… y distintas especies típicas de las masas de agua abiertas.

La cuarta y última etapa, encontramos la zona del mar mediterráneo, que está dividida en distintas zonas diferenciadas. Por un lazo está la zona de los campos de poseidonias, muy típicos del territorio en la que nos encontramos. Las poseidonias son uno de los principales productores de oxígeno, ayudan a fijar el sustrato marino, proporcionan alimento y dan cobijo a multitud de especies, por lo que son muy valiosas. Y por otro lado encontramos la zona de los fondos rocosos, en donde encontramos especies tan interesantes y curiosas como los congrios y las morenas, además de otras más comunes como especies de la familia del mero, caballitos de mar…

Lo más divertido es que nada más entrar en la zona del mar mediterráneo encontramos un espacio denominado “toca-toca” en la que podemos tocar distintas especies, siempre con cuidado. En este espacio se representa la zona intermareal en un ecosistema rocoso de origen volcánico y donde encontramos especies que quedan atrapadas en estas piscinas naturales cuando la marea baja como estrellas de mar, holoturias, cangrejos ermitaños…

Pero, por si esto no fuera suficiente, lo más divertido de todo el recorrido está reservado para el final. Y es la posibilidad de tocar y dar de comer a distintas especies como pez raya, pastinacas y tiburones pintarrojas .

Una de las cosas que más me pudo gustar del Aquarium es la labor de conservación y mantenimiento de especies que realiza. Nosotros pudimos comprobarlo con Juan, una tortuga boba que fue recuperada del mar. Tenía heridas en una aleta provocadas por algún tipo de basura arrojada al mar y aunque no pudieron hacer nada por salvarle la aleta, desde el Aquarium de Roquetas de Mar, junto con la ayuda de la Asociación Equinac, han hecho que su vida sea mucho mejor. Tuvieron que amputarle la aleta y, debido a ello, Juan tuvo que aprender a defenderse de nuevo en el agua. Sin embargo, ya no era viable que volviese al océano así que se ha quedado en el Aquarium de Roquetas de Mar, donde lo cuidan de maravilla.

Tengo que reconocer que la visita fue muy bonita. Todo lo que hay ahí es maravilloso. Las especies son muy variadas y, como he contado, hay varias actividades que hacen el recorrido mucho más divertido e interesante. Pero, siendo sincera, considero que es un espacio demasiado pequeño para el precio que cuesta. En 30-45 minutos puede verse todo sin problema, dependiendo de la edad de los niños con los que acudas y del tiempo que dediques a observar las distintas especies. Sin embargo, disponen de la opción de compra de un pase anual que sí sale muy económico y es ideal si a tí, o a tus hijos, os gusta disfrutar de la misma actividad durante varias veces el mismo año.

Además de todo lo que os he comentado, en el Aquarium de Roquetas de Mar realizan otras actividades muy interesantes como el buceo con tiburones, inmersión en jaula o la celebración de cumpleaños y eventos.

Sin duda es un espacio genial para aprender, disfrutar y compartir un rato con nuestros hijos. ¡Muy recomendable!

Te podría interesar...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Madres Sueltas
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: hola@madressueltas.es.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.